AH. 8 de Septiembre, Calle Las Mercedes Lt 1 – Tumbes
Carrito de compras
    Tu carrito aún está vacío.
Subtotal: S/. 0.00
¿Cómo se hace la inspección del cargador frontal?
Fuente: Libra International | 16 Jan 2024

¿Cómo se hace la inspección del cargador frontal?

La inspección del cargador frontal es un proceso fundamental para mantener esta maquinaria pesada en condiciones óptimas. Aunque puede parecer una tarea rutinaria, desempeña un papel crucial en la prevención de averías y accidentes. 

Ser cuidadosos y constantes con este proceso reduce de manera significativa el riesgo de fallas inesperadas. Incluso, una buena inspección permite ahorrar dinero, pues se evitan tiempos de inactividad y reparaciones de último momento. 

 

Herramientas para la inspección de cargador frontal

 

Antes de empezar el proceso de inspección, es necesario tener listas las herramientas que se van a utilizar: llaves, linterna, medidores de presión, entre otros. Ten siempre presente que las herramientas deben estar en buen estado, ya que si están desgastadas o dañadas pueden afectar la precisión de la inspección. 

 

Momentos previos a la inspección

 

Antes de iniciar la inspección, lo primero que debes hacer es apagar el cargador frontal y asegurarte de que esté completamente inmovilizado. También, revisa que el área alrededor del cargador esté despejada y para garantizar la seguridad en el lugar del trabajo. 

 

Inspección visual del cargador frontal 

 

La inspección visual exterior es una fase crucial para evaluar el estado general del cargador frontal. Te mostramos tres aspectos fundamentales: 

 

1. Revisar el estado de los neumáticos

 

La condición de los neumáticos impacta directamente en la seguridad y el rendimiento del cargador frontal. Lo que se debe revisar es lo siguiente: 

 

  • Presión de aire: Verifica que la presión de neumáticos de cargador frontal sea la adecuada para evitar que se afecte la estabilidad y la tracción.
  • Desgaste: Examina la banda de rodadura para detectar signos de desgaste irregular. 
  • Daños visibles: Busca cortes, perforaciones o protuberancias en los neumáticos. Cualquier daño debe abordarse de inmediato.

 

2. Examinar el sistema de luces

 

La visibilidad es esencial, especialmente en entornos de trabajo con poca luz. Te recomendamos revisar lo siguiente:

 

  • Faros delanteros: Verifica que los faros estén funcionando correctamente para garantizar una iluminación adecuada durante la operación nocturna.
  • Luces traseras y de freno: Asegúrate de que las luces traseras y de freno estén operativas, ya que son cruciales para advertir a otros trabajadores sobre la presencia del cargador frontal.
  • Luces intermitentes: Comprueba el funcionamiento de las luces intermitentes, ya que son esenciales para señalizar giros y maniobras.

 

3. Inspeccionar la carrocería

 

La integridad estructural de la carrocería es vital para la seguridad y la eficiencia. Realiza una inspección detallada de lo siguiente:

 

  • Golpes y abolladuras: Busca posibles impactos en la carrocería que indiquen colisiones anteriores. 
  • Desgaste de la pintura: El desgaste de la pintura es un detalle indicador de la edad del equipo y es una muestra de la necesidad de mantenimiento preventivo. 
  • Fijaciones sueltas: Verifica que todas las fijaciones estén seguras. Cualquier parte suelta puede convertirse en un peligro potencial durante la operación. 

 

Inspección de los componentes mecánicos del cargador frontal

 

Revisar los componentes mecánicos durante la inspección de cargador frontal es esencial para garantizar su funcionamiento seguro y eficiente. Estos son los pasos claves a seguir: 

 

1. Verificar el sistema de frenos

 

Los frenos son cruciales para la seguridad del cargador frontal. Realiza las siguientes verificaciones:

 

  • Desgaste de las pastillas: Un grosor insuficiente de las pastillas de freno puede afectar la capacidad de frenado.
  • Líquido de frenos: Verifica el nivel y la condición del líquido de frenos, ya que un nivel bajo o líquido contaminado compromete la eficacia del sistema.
  • Funcionamiento de frenado: Realiza pruebas de frenado para asegurarte de que el sistema responda de manera inmediata y eficiente. 

 

2. Revisar el sistema de dirección

 

La dirección precisa es crucial para la seguridad y la maniobrabilidad de la maquinaria. Te aconsejamos seguir los siguientes pasos: 

 

  • Juego en el volante: Comprueba si hay demasiado juego en el volante. Cualquier holgura debe abordarse para garantizar un control preciso.
  • Inspección de las juntas: Examina las juntas y los componentes de la dirección para buscar fugas de líquido o signos de desgaste. 
  • Pruebas de dirección: Realiza pruebas en todas las direcciones para asegurarte de que no haya restricciones ni ruidos anormales.

 

3. Evaluar el sistema hidráulico

 

El sistema hidráulico es fundamental para las operaciones del cargador frontal. Sigue estos pasos para una inspección completa:

 

  • Niveles de fluido hidráulico: Verifica los niveles de fluido hidráulico y asegúrate de que estén dentro de los rangos recomendados.
  • Inspección de mangueras y conexiones: Sirve para identificar posibles fugas, daños o desgaste.
  • Pruebas de funcionamiento: Realiza pruebas para evaluar la respuesta del sistema hidráulico durante la elevación y descenso de la carga. 

 

Comprobación de los fluidos del cargador frontal

 

La comprobación de fluidos es una parte esencial de la inspección del cargador frontal para garantizar su funcionamiento óptimo. Sigue estos pasos clave: 

 

1. Revisar los niveles de aceite del motor

 

El adecuado nivel de aceite del motor es crucial para el rendimiento y la durabilidad del cargador frontal. Te aconsejamos hacer lo siguiente: 

 

  • Localización de la varilla de medición: Primero, encuentra la varilla de medición de aceite del motor. La puedes identificar por su color brillante.
  • Apagado y nivelado: Asegúrate de que el cargador frontal esté apagado y nivelado antes de retirar la varilla.

 

  • Verificación del nivel: Extrae la varilla, límpiela con un trapo y vuelve a insertarla. Luego, retira la varilla nuevamente para verificar el nivel de aceite. De esto depende añadir aceite, en caso sea necesario.

 

2. Controlar el líquido de frenos y refrigerante

 

Ambos componentes son muy importantes y es por eso que te recomendamos hacer lo siguiente: 

 

  • Líquido de frenos: Localiza el depósito del líquido de frenos y verifica su nivel para saber que esté dentro del rango recomendado y de que el líquido sea transparente.
  • Refrigerante: Ubica el depósito del refrigerante y confirma que el nivel se encuentre entre los niveles mínimo y máximo. Además, revisa el estado del refrigerante para detectar posibles contaminaciones. 

 

 

Pruebas de funcionamiento

 

Para finalizar todo el proceso de inspección, se deben hacer ciertas pruebas de funcionamiento del cargador frontal

 

1. Encender el cargador frontal

 

Primero, revisa que todas las condiciones de seguridad estén cumplidas para encender el cargador y así verificar que arranque sin problemas ni ruidos inusuales. 

 

2. Realizar pruebas de movimiento y funcionalidad

 

Para empezar, deja que el motor funcione en vacío y asegúrate que no haya vibraciones excesivas ni ruidos anormales. Luego, realiza pruebas de movimiento hacia adelante y hacia atrás y para finalizar, verifica el correcto funcionamiento de funciones específicas, como la elevación y descenso de la carga.

 

Es importante hacer una documentación de las inspecciones que se realizan para anotar detalles clave para empezar con las medidas correctivas necesarias. Definir una frecuencia de la inspección de cargador frontal es esencial para identificar problemas antes de que se conviertan en grandes preocupaciones.

 

Si deseas adquirir cargadores frontales, en Libra International somos representantes oficiales XCMG, una de las marcas más importantes a nivel mundial en maquinaria pesada. Déjanos un mensaje para solicitar tu cotización.  

 

Para dejar tu comentario tienes que iniciar sesión

No hay comentarios